Заметки на испанском: Un viaje de mala sombra y vocabulario para hablar de viajes en avión y en coche

Заметки на испанском: Un viaje de mala sombra y vocabulario para hablar de viajes en avión y en coche

По примеру моей любимой Мелиссы, американки, которая ведет блог на итальянском (для большей практики), я решила начать-таки писать по-испански (эта идея уже давно обитала в списке моих желаний, да все руки не доходили ее реализовать) Чувствую, что время пришло! 😉

Эта, первая, “заметка” будет посвящена череде неудач, свалившихся на нас в нашей поездке на Майорке.

 

¿Quién podría imaginar que nuestro viaje a Mallorca resultó ser una verdadera aventura (si lo miramos de una manera positiva, pero de otra, negativa, se podría llamarse – mala suerte)?

Primero, en San Petersburgo nuestro avión despegó con dos horas de retraso. Por eso venimos a Dusseldorf, nuestro punto de transbordo, demasiado tarde para coger nuestro avión a Mallorca. Tuvimos que pasar la noche en la ciudad alemana, donde nos alojaron a cuenta de la compañía aería en el hotel Maritim, un hotel grandísimo (eso me sorprendió bastante, siendo este hotel uno de los hoteles fuera de la ciudad). Al dejar las maletas en la habitación, fuimos a cenar, y despúes, como era ya muy tarde nos acostamos y nos dormimos en menos que canta un gallo.

Al día siguiente nos levantamos a las tres de la madrugada porque la facturación comenzaba a las cuatro. Sin desayunar fuimos directamente al aeropuerto, donde al principio no sabíamos a donde dirigirnos. Pero dentro de poco encontramos una cola larguísima que resultó ser la de nuestro vuelo. Llevábamos ya unos 20-30 minutos esperando, había muchísima gente delante de nosotros, pero parecía que durante estos 20 minutos no adelantamos ni un metro. Y de súbito vimos que toda esa masa de gente tomó sus maletas, bolsas, y cochecitos con los niños y se dirigió hacia otros mostradores de facturación. Otra cola para nuevos mostradores. Al principio estábamos juntos con mi marido pero dentro poco vi que se formaba una otra cola, menos larga y me posicioné en ella. En este momento me acercó una familia rusa a la que habíamos conocido la noche anterior en el aeropuerto. Y me preguntó la mujer si podían juntarse, porque ya era tarde y temían perder el avión. Bueno, ¿cómo podía yo decir que no? y les dije que sí. Enseguida unos cinco alemanes se pusieron a decir algo, en alemán, claro. Y en aquel momento comprendí que la lengua del cuerpo es un medio excelente y aun elegante para comunicar su mensaje.Aunque no comprendía el idioma, el mensaje transmitido por caras y gestos fue muy claro ¿Qué derecho tienen esas caraduras a colarse?
Pero bueno, registramos el equipaje, tomamos tarjetas de embarque, y nos dirigimos al terminal B. ‘¡Pero había una larguísima cola para entrar en el terminal también! Como nos comentaron las colas y el retraso se debían al inciendio que se había producido la noche anterior en la sección de equipaje del aeropuerto…
Al final subimos al bordo. El avión llegó hasta la pista de despegue y se paró. Corrían minutos pero no pasaba nada. Al fin el capitán dijo que uno de los motores no se ponía en marcha, había demasiado combustible por dentro.
En unos quince minutos los mecánicos resolvieron el problema y al fin despegamos))
Pero la mala sombra nos seguía durante todas las vacaciones. En el aeropuerto de Palma de Mallorca alquilamos un Seat Ibiza y un día cuando íbamos por la calles de nuestro pueblito, Cala d´Or, tuvimos un accidente con un autobús. El bus salía de la rotonda, nosotros estábamos detrás y había también un coche detrás de nosotros. Al salir de la rotonda, el bus se paró y se puso a dar marcha atrás. ¡Lo que es contra todas las reglas de circulación! ¡No se puede parar en una rotonda ni menos dar marcha atrás! Tocamos la bocina, echamos sapos y culebras por la boca, pero … al no disponer de bastante tiempo para retrasar, no alcanzamos desviar el golpe del autobús que destrozó el capó del nuestro Seat. El daño no fue muy grande, pero bastante,tampoco hubo víctimas. El conductor tenía prisa por eso nos dejó la matrícula de su vehículo, su nombre y teléfono y el número de su permiso de conducir. Dijo que solo tendríamos que dar estos datos a nuestra agencia de alquiler y que se arreglarían todo entre si. Pero al llegar al hotel descubrimos en la carpeta de los documentos de nuestro coche una cierta Declaracíon Amistosa del Accidente que era absolutamente obligatorio rellenar. Llamamos al chofer pero no respondió, al día siguiente seguía sin dar señales de vida (estoy bromeando un poco, quiero decir que no respondía a nuestras llamadas) y no teníamos otra solución que ir a la compañía de autobuses esos y pedir que rellenaran su parte de la declaración.
Unos días transcurrieron sin desgracias, pero al penúltimo día a nuestra hija le tocó la mala suerte de caer sobre el asfalto y romperse el labio superior. ¡Dios mío, había tanta sangre que parecía una película de horror! La tomé en brazos y pronto toda la parte delantera de mi camiseta estaba ensangrentada. Menos mal que estábamos relativamente cerca del hotel y que pronto la sangre dejó de correr.
Al día siguiente entrando en el agua en una playa nueva (para nosotros) mi marido pisó una concha con bordos muy muy agudos lo que le dejó con una herida profunda en la planta.
Vale. Vino el día de nuestra partida. Esta vez no retrasó el avión ni había contratiempos en Berlín, nuestro punto de escala, pero al presentarnos en el aeropuerto de San Petersburgo (que mi marido llama burlonamente ´la ventanilla a Europa´ por sus dimensiones enanos en comparación con los aeropuertos europeos) intuimos que las desgracias todavía nos perseguían. La compañía aerea perdió una de nuestras maletas. Con mi preferida chaqueta de cuero que compré hace solo un par de semanas, con todas mis pendientes, colgantes y anillos que había tenido la idiotez de dejar viajar en la maleta en vez de nuestro equipaje de mano. Y por fin mis libros en español recién comprados en Palma de Mallorca…
Todavía seguimos sin la maleta(

Общая лексика:

mala suerta, mala sombra, desgracia – неудача
echar sapos y culebras por la boca – браниться, проклинать кого-то на чем свет стоит и т.п.
en menos que canta un gallo – в мгновение ока
sin dar señales de vida – не подавая признаков жизни
la planta – ступня (а также “этаж” и “завод”)
un caradura – наглец

Лексика “Путешествие на самолете”

el mostrador de facturación – стойка регистрации
registrar el equipaje – сдавать багаж
tarjeta de embarque – посадочный талон
punto de tra(n)sbordo/escala – пункт пересадки
dirigirse al terminal… – направиться к терминалу…
subir al bordo de un avión – сесть в самолет
la pista de despegue – взлетно-посадочная полоса
despegar/aterrizar (el aterrizage) – взлетать/приземляться (посадка)
 el equipaje de mano – ручная кладь

Лексика “Путешествие на машине”

alquilar un coche – взять машину в аренду
un accidente – авария
la rotonda – перекресток с круговым движением
dar marcha atrás – сдавать назад
dar un golpe – врезаться
el capot – капот
el permiso de conducir – водительские права
el vehículo – транспортное средство
la víctima – жертва
el daño (hacer, causar daño) – ущерб (причинять ущерб)
la matrícula – номерной знак
tocar la bocina – сигналить